La perfección no se alcanza cuando no hay nada más que añadir,sino cuando no hay nada más que quitar

Antoine de Saint-Exupery

Nuestra Misión

SETUNE es una empresa promotora orientada hacia el diseño que desarrolla propiedades de lujo en preciosas ubicaciones. Estamos convencidos que un buen diseño es fundamental para una buena calidad de vida. Nuestras edificaciones no sólo son bonitas, sino funcionales, incrementando la calidad de vida de sus habitantes.

Los “Mandamientos del Buen Diseño”, originalmente compiladospor Dieter Rams, que se aplican a cada hogar que crea SETUNE

Un buen diseño no puede medirse con parámetros limitados ya que algunos aspectos son más importantes que otros en cada proyecto

Los “Mandamientos del Buen Diseño”, originalmente compilados por Dieter Rams, que se aplican a cada hogar que crea SETUNE

Un buen diseño no puede medirse con parámetros limitados ya que algunos aspectos son más importantes que otros en cada proyecto. Aquí es donde consideramos la perspectiva de lo que significa un buen diseño, basado en “Los Diez Principios del Buen Diseño” de Dieter Rams:

El buen diseño es estético

Las cosas que utilizamos a diario afecta a nuestro ser y nuestro bien estar. Nuestras propiedades son bellas. Son bellas porque funcionan, no solamente por su elemento estético.

El buen diseño hace un producto útil

El buen diseño simplemente funciona. A veces entramos a una habitación y decimos “¡Wow!”, y no sabes muy bien porque dices “¡Wow!” solo funciona.

El buen diseño es innovador

La innovación le da un valor agregado a la mayoría de las cosas – puede ser un producto o servicio nuevo o puede ser un rediseño que mejora el funcionamiento de algo muy normal.

El buen diseño es honesto

Dieter Rams dice: “un diseño honesto nunca intenta mentir sobre el verdadero valor e innovación del producto. Un buen diseño no trata de manipular al consumidor mediante promesas de una falsa utilidad más allá de la realidad física del producto”.

El buen diseño perdura en el tiempo

El buen diseño perdura en el tiempo. No está a la moda por lo que nunca estará fuera de moda. El diseño y los materiales son duraderos, no están a la moda. Incluso en la sociedad desechable en la que vivimos hoy un buen diseño durará para toda la vida.

El buen diseño está orientado al usuario

Una propiedad con buen diseño estará diseñada en torno a los hábitos y estilos de vida de sus habitantes. El diseño orientado al usuario va a incrementar naturalmente la satisfacción y felicidad del usuario y mejorará la calidad de vida.

El buen diseño es consecuente en sus detalles

El buen diseño es consecuente. El proceso de diseño ha de ser cuidadoso y acertado expresando respeto por sus consumidores. Cada detalle en nuestras propiedades está diseñado bajo exhaustiva precisión y nunca deja nada al azar.

Un buen diseño es simple

Como dice el dicho, menos es más. Sabemos que un buen diseño es cuando no hay nada más que quitar. Nuestros diseños se concentran en lo esencial. De vuelta a lo puro y de vuelta a lo simple.

El buen diseño respeta el medio ambiente

Un buen diseño debe de contribuir a la preservación del medio ambiente mediante la conservación de los recursos y la minimización de la contaminación física y visual durante el ciclo de vida del producto. Nuestras construcciones son ética y ambientalmente responsables. .